El acoso sexual: Un problema de todos

Actualmente, en una sociedad donde se dice tener los mimos derechos, pero que realmente los hombres creen tener el suficiente poder como lanzar comentarios, hacer tocamientos y entre otras cosas, sólo por ver a una chica en la calle, sin importar la forma en que esté vestida.

¿Sabes realmente qué es el acoso sexual?

‘Se le considera acoso sexual a:

–  Actos de naturaleza sexual, verbal o gestual
–   Comentarios e insinuaciones de carácter sexual
–  Gestos obscenos que resulten insoportables, hostiles, humillantes u ofensivos
–  Tocamientos indebidos, roces corporales, frotamientos contra el cuerpo o masturbación en el transporte o lugares públicos
–    Exhibicionismo en el transporte o lugares públicos

Según el Artículo 4 de la sección 1 de la ley n° 30314: Ley para prevenir y sancionar el acoso sexual en espacios públicos:

ley

“El acoso sexual en espacios públicos es la conducta física o verbal de naturaleza o connotación sexual realizada por una o más personas en contra de otra u otras, quienes no desean o rechazan estas conductas por considerar que afectan su dignidad, sus derechos fundamentales como la libertad, la integridad y el libre tránsito, creando en ellas intimidación, hostilidad, degradación, humillación o un ambiente ofensivo en los espacios públicos”.

Tipos de acoso sexual

Las acciones que conforman el acoso sexual en lugares públicos se pueden agrupar en cinco grandes tipos en el cuarto modelo paradigmático: el acoso expresivo, el verbal, el físico, las persecuciones y el exhibicionismo.

Particularmente, el acoso verbal, que tradicionalmente se ha llamado “piropo” (aunque no todos los piropos significan acoso sexual), puede provocar sentimientos ambiguos en las mujeres que aprecian los halagos como una forma de alimentar su autoestima, pero se sienten incómodas por el contenido ofensivo de la mayoría.

Este tipo de conductas refleja un trato excluyente basado en el criterio de la superioridad o preeminencia de un sexo sobre el otro. La violencia de género se define como cualquier violencia.

¿Estás seguro qué es un PIROPO?

acoso

La expresión del piropo fue una práctica discursiva habitual que empezó a formar parte de las sociedades de habla hispana a partir del siglo XIX, en la que los hombres se dirigían hacia las mujeres de manera muy amable y cortés. No obstante, cuando el cuerpo de la mujer se convierte en objeto sexual y se reduce a las asociaciones mujer-sensualidad, mujer-sexualidad y mujer-cuerpo (Espaventa, en Struminger, 2010) expresado a través de mensajes persistentes e incómodos, se llega a una forma de violencia de género en la que las afectadas terminan por experimentar consecuencias psicológicos.

Desde un inicio el piropo tomada una función positiva, trataba de composiciones creativas para expresar la emoción o sentimiento hacia la belleza de algo o de alguien.

Sin embargo, esta bella práctica se ha distorsionado y convertido en una práctica ofensiva y con el objetivo de materializar a dominación simbólica masculina. Este problema ha transformado esas frases en vulgares y ofensivas,  que casi siempre esta agresión es hacia el sector femenino.

Caso Magaly Solier

Esto es una problemática que está vigente en nuestro país, y son pocas las soluciones propuestas. A raíz de la denuncia de la cantante Magaly Solier, el 30 de mayo cuando denunció a un sujeto de exhibicionismo y actos de naturaleza sexual en el bus de Metropolitano, varias mujeres se han atrevido a denunciar este tipo de casos frecuentes.

En el Metropolitano se han registrado más de 50 casos de acoso sexual. A pesar de que cuenta con 415 cámaras instaladas a lo largo de la vía para dar seguridad y tiene personal de atención al usuario, esto no soluciona mucho.

Según el psicólogo Bowman (1993), el acoso sexual callejero cuenta con características particulares que lo definen: tiene como objetivo a las mujeres; los acosadores son hombres; los acosadores son desconocidos para las víctimas; la interacción se lleva a cabo cara a cara; por último, el lugar donde se ejecuta el acoso es un ambiente público, tales como la calle, la vereda, los buses, el taxi o cualquier otro lugar de acceso público. Se trata de un problema que afecta la integridad física y psicológica de las mujeres (Centro de Estudios de Seguridad Ciudadana, 2011), así como su libertad, porque mediante las frases, el agresor se inserta en el ámbito privado de la afectada, sin su consentimiento, más aún si llega a agredirla físicamente.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s